sábado, 12 de diciembre de 2009

Necesito una base 基本が必要もんだ

Esta es una frase que oigo o leo a menudo de gente que está aprendiendo o pensando en aprender un idioma y personalmente detesto. Quizás porque yo también caí en esto cuando estaba empezando...

Tener conocimientos básicos de japonés es algo bueno y recomendable de cara a profundizar en el mismo, desde luego, pero precisamente ese «necesito tener una base» se convierte en una excusa y el obstáculo principal para que esa base se forme. Junto a la cuasisinónima «quiero aprender correctamente el idioma» es una de las ideas que debes borrar de tu mente si de verdad quieres aprender no ya japonés, sino cualquier lengua extranjera.

Ya hablaremos de aprender correctamente otro día.

El caso es que lo que se suele querer decir con «necesito una base» es «es mejor que empiece con libros de texto y estudie. ¿Manga? ¿Canciones? ¿Videojuegos? ¿La tele japonesa? ¿Material hecho por y para japoneses? ¿Estás bien de la cabeza? ¡El otro día abrí un manga y casi me da un síncope! No querrás que entienda todo eso sin haber estudiado como un cab...». Esto, que puede parecer muy razonable y lógico cuando se habla de aprender un idioma, en realidad no lo es tanto si lo piensas detenidamente.

Supongamos que para que aprendieras español (que aunque no te acuerdes, sí que estuviste sin saber ni hablar durante bastante tiempo), tus padres hubieran pensado igual. Tras haber llegado solito (o solita) a tu primera palabra, que suele ser papá o mamá, tus padres habrían decidido que ya era hora de que tuvieras una base y te habrían dicho algo como:
—Bien, cariño, hoy vamos a aprender los verbos de la primera conjugación en Presente del Modo Indicativo. Comenzamos con el verbo cantar. Repite conmigo: Yo canto, tú cantas, él canta...
—Ga... gaaa...
—No, no, muy mal. Así nunca llegarás a aprender español como Dios manda.
—¡Gaaa!
—¿Quieres que te lea un cuento? No, aún no tienes una base y no vas a entenderlo. Créeme, es por tu bien.

Creo que ya entiendes por dónde van los tiros, ¿no? ¿Cuántas clases de este tipo recibiste de pequeño antes de que aprendieras a hablar en tu lengua materna?
Ya te contesto yo: ninguna. Cero. None. 零。 Es más, si crees que aprendiste español más tarde gracias a la escuela estás muy equivocado. Antes de poner un pie en ella ya sabías suficiente español para volver locos a tus padres con tus preguntas, caprichos y pataletas. Y todo sin tener ni idea de qué es un verbo, un sustantivo o un complemento directo. Sin estudiar. Es verdad que tampoco sabías leer ni escribir, y eso se aprende en la escuela, pero podrías haberlo aprendido por tu cuenta. Es más, por lo que he podido ver en Internet y el mundo real de habla hispana, más te vale aprender por tu cuenta.

¿Por qué para aprender otro idioma tendría que ser diferente?
Puedes argumentar que no tienes padres japoneses. Bien. El caso es que tus padres probablemente hayan sido de las personas que menos han contribuido a tu personalidad lingüística, por llamarla de algún modo. La mayor parte de lo que sabes lo has aprendido de tus amigos, la tele, los libros... No es que no aprecies a tus padres, es que como fuentes de conocimiento, por así decirlo, son sólo dos contra millones de hablantes de español, películas, cómics, novelas... que no te mandan a la cama a las 10 ni te riñen por haber ensuciado la pared. Tus padres no pueden competir con ellos. Son más. Y están armados.

El caso es que salvo padres, puedes conseguir de todo en japonés, incluso sin pagar un céntimo. Ver la tele, libros, videojuegos... Ya que estás leyendo un blog, ¿sabes que el japonés está entre las primeras lenguas del mundo en número de posts? El enlace es del 2007 y en la actualidad si no me equivoco está la segunda sólo por detrás del inglés. Pero no hay excusa posible, hay todo un mundo en japonés ahí fuera. Sólo necesitas hacer que sea tu mundo.

En definitiva, lo que necesitas no es una base. Es un punto de partida.

Siempre es difícil elegir, pero cuando no tienes ni idea es peor aún. Aquí tienes unas propuestas para que puedas pensar dónde vas a empezar y cómo vas a organizar el viaje, pero la verdad es que importa poco por dónde empieces. Lo importante es que lo hagas. No inviertas mucho tiempo en los preparativos o nunca saldrás de casa ni llegarás a tu destino.

En inglés (porque el inglés es fácil, ¿no? Ya hablaremos...):
  • All Japanese All The Time. Este es probablemente el sitio web que más ha influido en mis ganas y método de aprender japonés. Resumen: ¿Quieres aprender japonés? Lee japonés. Escucha japonés. Vive como un japonés... hoy en día no hace falta ni salir de casa. Hay aspectos que no funcionan para mí (dormir con auriculares y audio puesto), y otros que me parecen innecesarios (dormir en un futón y comer con palillos). Sin embargo, vale la pena leer los artículos en inglés del señor Khatzumoto, llenos de sabiduría y buen humor.
  • Tae Kim's Guide to Learning Japanese. Probablemente la mejor introducción gratuita al japonés en general y a la Gramática japonesa en particular que existe. Explicada desde el punto de vista del japonés, pero en otros idiomas, cuenta con descripciones de casos de uso y ejemplos simples y claros. También está disponible en español. Sin embargo, debido a que por lo que recuerdo, la traducción tiene algunos errores que te pueden dar dolores de cabeza, recomiendo leer la versión en inglés, que ha escrito el mismo Tae Kim.
  • Nihongo perapera. Orientada a superar los niveles más altos del 日本語能力試験 (Examen Oficial de Japonés), la verdad es que no creo que si de verdad quieres aprender japonés tengas que seguir el particular método de Kaeru (basado en pasar libros de texto para aprender japonés a SRS) ni presentarte al Nôken, pero dado que tener un título de japonés oficial es algo más o menos necesario para conseguir un trabajo relacionado con Japón y que ha aprobado el 2級 y el 1級 sin demasiados problemas, bien merece un respeto por su esfuerzo y generosidad para compartir conocimientos. Y por supuesto una lectura.
En la injustamente maltratada lengua de Cervantes:
  • Escucha japonés. Más de una vez algún amigo me ha preguntado «¿Dónde puedo empezar a aprender japonés?», y la verdad es que hasta que no aterricé por casualidad en esta página (lo confieso, leía Gamerah) no lo tenía nada de claro a la hora de recomendar material en castellano. Alex (español) y Ai (japonesa) enseñan japonés a través de vídeos, en lecciones de lo más variopinto y en español para que no te pierdas. Si tienes cierto nivel puede parecerte aburrido ya que es vocabulario más o menos básico, y hay demasiado español, pero si no tienes ni idea, ya sabes, empieza por aquí.
  • Gunkan. El antiguo curso de japonés para hispanohablantes de Juan José Ferres Serrano, caído en desgracia hace ya bastante tiempo, sigue aún en pie en sus versiones gratuitas. La verdad es que el curso como tal resulta bastante desmoralizador (aunque realista) y le falta profundidad en unas áreas y le sobra en otras, además de que... es un curso, y los cursos son aburridos por sí mismos. Pero teniendo en cuenta que se trata de una versión inacabada de un proyecto que luego se convirtió en comercial (creo que aún se puede comprar en http://www.japones.info) es comprensible. De todas formas, la sección de textos paralelos español/japonés con traducciones de Paco Barberán es un tesoro de un valor incalculable y bien merece una visita ya que se trata de textos complejos y traducciones de calidad profesional.
  • Kirai, un geek en Japón. Bueno, ¿qué puedo decir a estas alturas del que probablemente sea el mejor y más famoso blog sobre Japón de habla hispana? La verdad es que sobre el japonés y cómo aprenderlo hay más bien poco material, está más centrado en cómo es la vida y la cultura allí (sobre todo el frikismo), pero es una web de referencia imprescindible.
  • Lo que me revienta de Japón. Casi se me olvida incluir este blog. Aunque destila una mala leche increíble, como queriendo decir «Japón es un país maravilloso para vivir. Lástima que esté llenito de japoneses» al más puro estilo frikipédico, la verdad es que es muy divertido y siempre resulta refrescante encontrarse con visiones de Japón diferentes de la típica edulcorada del otaku patrio. Por otra parte, no he visto en ningún otro sitio artículos tan completos sobre el lenguaje corporal, ni tan útiles y a la vez graciosos como el de los timos, así que es parada obligada para aprender esas cosas que no están en los libros, hay que vivirlas. Lástima que haga siglos que no actualiza.
Eso es todo por hoy. La verdad es que estoy un poco harto de filosofar, no es lo que quería hacer en este blog, pero creo que esta vez era necesario. O puede que no. Hasta la próxima.

2 comentarios:

  1. Contento me tienes...

    Ya veo que la entrada es todo un tiro al pecho de mi persona. Si, me estoy haciendo el remolón, aunque me conozco: como arranque, termino el futuro N1 para el tiempo del próximo examen... soy de impulsos... y es una putada, ya me gustaría no ser asín :(.

    Por lo demás, muy buen blog. Eso si, intenta hacer opaco el contenido, para que no se vea el fondo, que a veces molesta un poquitín.

    De cualquier manera, genial. Un abrazo y sigue así.

    ResponderEliminar
  2. Encima te quejarás...

    Bueno, me alegro de que te guste. Es verdad que como estaba el fondo el blog era difícil de leer. Creo que así está arreglado, no quiero darle muchas más vueltas al diseño por el momento.

    Gracias por pasarte.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario...
¿Cómo que no vas a dejar ninguno?
¡Tu opinión es importante!
¿Te ha resultado útil este artículo? ¿Me he equivocado en algo?
¿Te gustaría hacerme alguna pregunta?
En cualquier caso, adelante.


コメントをありがとう···
「コメントしないっ」って···どいうこと?
あなたの意見は大切なんです!!
この投稿は···
役に立ちましたか?間違えたところあったんですか?
聞きたい質問がありますか?
何でもいいです。どうぞ。